¿Cómo mantener el deseo sexual y la intimidad cuando se tiene hijos?



Con la llegada de los hijos, es frecuente que la relación de pareja pase a un segundo término, y con ello, intimidad y relación sexual, Las causas no son extrañas a la pareja: cansancio, rutina, y con la mujer encontramos que es muy frecuente que olvide que es mujer y privilegie el ser madre.

La chispa del deseo y de la sexualidad se apaga o disminuye, de Juanita y Miguel pasan a ser Sres. Pérez padres de…Situación que lleva a la pareja a pagar en el futuro costos altos para con su relación. Elementos que se alteran con la llegada de los hijos:

1.- Intimidad: El estar íntimamente compenetrados como pareja, no tiene que ser alterada por la llegada de los hijos, más si es importante saberla mantener y preservar de ellos. Intimidad no implica sexo únicamente, significa un espacio compartido en el cual se conlleva todo y en el cual no se sienten vulnerables, “el otro”, es alguien que no me daña, que me comprende y acepta. Por ejemplo: para la mujer es importante que el compañero sea flexible por espacio de la “cuarentena”, en la cual la relación sexual no se da, más si pueden haber manifestaciones de cariño como: besos, caricias, abrazos, en especial cuando duerme el bebé y los niños. Y…, vivir ese espacio para compartir y disfrutar del cariño mutuo y de una comunicación fluida, prevaleciendo la ternura y el cuidado mutuo.

2.-REINCORPORANDO EL SEXO: Una vez, en el caso del arribo de un bebé y que han pasado los 40 días, la pareja en su reencuentro sexual, se propone que se redescubran, para lo cual las caricias previas al coito son importantes. A pesar de los cambios que sufre la mujer durante el embarazo, el trabajo de la pareja es el de lograr que no se convierta en un obstáculo, dado que con el tiempo y los cuidados requeridos volverá a su habitual forma, por lo tanto, es importante que se permitan de nuevo las caricias, las cuales le ayudan a la mujer a identificarse con ese cuerpo viejo y nuevo a la vez, sin que se sienta disminuida y avergonzada por los cambios. Es un espacio en el cual la excitación se recupera a través de relaciones íntimas y de cariño mutuo. El conocimiento de lo que ambos disfrutan hará que vuelvan a vivir los momentos de pasión previos a la llegada del hijo.

3.-COMUNICACIÓN Una pareja con una adecuada comunicación, sin reclamos, con negociaciones adecuadas, pueden enfrentar los cambios que se dan al convertirse en padres. Cuando han aprendido a escucharse, a clarificar los desacuerdos, a cultivar no sólo la intimidad sexual sino la relacional. Cuando han logrado y traspasado las inhibiciones y pueden relacionarse sexualmente de manera abierta y segura y en su comunicación pueden abordad cualquier tema por difícil o escabroso que sea, la llegada de los hijos no afecta en nada su relación sexual y de pareja. Mantener la comunicación en lo relacionado a lo sexual, a los hijos, al futuro y todo aquello que les importa, no tiene que ser modificado con la llegada de los hijos. Es una más de las funciones adquiridas de ser pareja y de ser padres.

Recuerden: “DE DIA PADRES, DE NOCHE PAREJA”


0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo