Crisis en las parejas.


Es común que las crisis en las parejas se originen por diferentes aspectos, muchos de los cuales son por falsas apreciaciones, intolerancia a los cambios del otro ocasionados por estrés, exceso de trabajo, cambios físicos, emocionales y/o psicológicos.

Estos hechos verdaderamente ponen a prueba a las parejas, pudiendo superarse en los casos en que existe una eficiente comunicación y sobre todo la intención de resolverlo. En muchos de los casos las parejas, ya sea por los años o el tipo de relación, se encuentran sumamente desgastadas y con pocos deseos de retomar sus relaciones. Hemos observado un porcentaje muy elevado de consultas en determinados sectores de la población, por su profesión situación económica, edad, sexo, antigüedad de la relación, etc. en los cuales se repiten algunos patrones de conducta, nocivos para la relación, sin embargo, es la intención de los involucrados lo que cuenta en la reconstrucción y el fortalecimiento de sus relaciones.

Existen numerosas actitudes, inclinaciones y tendencias de hombres y mujeres que son desconocidos entre ellos y que con inteligencia, comunicación e interés podrían ser descubiertos para armonizar las relaciones. Pretender, por ejemplo: que una persona piense o desee las mismas cosas después de 10, 15 ó 25 años de una relación, es creer que la personalidad es inmutable. Tener la idea de que el aspecto físico en las personas o su deterioro, no es algo importante o que modifica el estado de ánimo, demuestra poca sensibilidad en lo que acontece a la pareja. Y no hablemos del aspecto sexual el cual es la principal causa de distanciamiento de hombres y mujeres ya que es el corolario de una vida en pareja satisfactoria. Para el hombre es una necesidad fisiológica integrada en su naturaleza, en la mujer tiene un sentido de procreación, sin embargo, el verlo como un elemento de poder sobre la otra persona, trae consecuencias nefastas que se traducirán en venganzas sexuales, infidelidad, despecho, coraje y distanciamiento.

Efectivamente existen infinidad de crisis durante una relación de pareja, pero es el desconocimiento sobre las necesidades, naturaleza de la otra persona y la falta de tolerancia, lo que se convierte en el parte aguas entre su solución o resquebrajamiento. Se habla de la crisis del primer año, el embarazo, el nacimiento del primer hijo, crisis del quinto año, de la llegada de los años cuarenta en los hombres, la menopausia en las mujeres, el síndrome del nido vacío, la muerte de los padres, el maltrato psicológico o físico, soberbia, la falta de dinero, las enfermedades, pero está en cada pareja fortalecerse como tal, para soportar esos va y bienes naturales de la vida.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo