Diferenciando entre sentir y actuar



Antes que escribir si primero siento, pienso y luego actúo o en otro orden primero actúo y luego pienso y siento; diferenciemos los términos a trabajar:

Actuar: es un término que designa el conjunto de un proceso necesario para la resolución de alguna tensión interna creada por una necesidad ya sea orgánica o no. Para que haya una resolución duradera de esa tensión debe haber una ACCION específica dirigida a un objeto específico, pero además de una serie de condiciones externas adecuadas.

Explico: si yo tengo hambre (eso constituye una tensión interna) voy en busca de un objeto específico por ej. el alimento que está en el refri de casa; entonces para liberar esa tensión interna me dirijo al refri (que es una parte de las condiciones externas necesarias), sé que ahí guarde un alimento y lo ingiero…y, me calmo, Para un bebe debido a su desamparo original, la ayuda externa [o sea el adulto en función materna]se convierte en condición indispensable para la satisfacción de una necesidad. Sentir: si apelamos al diccionario nos remite directamente a otro vocablo que es SENTIMIENTO o sea es un término que se explica cómo experimentar sensaciones, impresiones producidas por causas internas o externas sensación. Es una explicación vaga pues tiene que ver con un estado de ánimo y a veces nada tiene que ver con la inteligencia y la razón.

Para el famoso filósofo Descartes es PIENSO, luego EXISTO... Más tarde hubo muchos pensadores academicistas e intelectuales que discreparon con este concepto y algunos hasta opinaban lo contrario, es decir actúo y luego siento o pienso lo que me produjo un determinado suceso…

En realidad, no hay una receta certera y única.

Tomaré ejemplos extremos para ejemplificar; Hay gente que es muy impulsiva esto quiere decir que realiza algún acto sin pensar y luego reflexiona sobre el hecho y va sintiendo a medida que va comprendiendo su acto, podríamos decir en general que esto es dable y obedecen solo al tipo de carácter infantil; o sea personas que no pueden pensar antes de actuar, que necesitan como evacuar lo antes posible una idea un pensamiento o un acto, sin detenerse en revisar consecuencias o bien producto de ese acto.

Por el contrario, hay personas que nunca actúan y se la pasan “sintiendo” teniendo impresiones, pensando y esto aplaza indefinidamente su accionar y dificulta el vivir.

Por eso lo adecuado en cada situación es poder evaluar, pensar los objetivos a seguir sin dejar de sentir y de actuar. Parece fácil decirlo, pero a veces lleva toda una vida de ejercicio personal un trabajo en terapia para llegar a este logro.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo