Envidia vs. Amor


Una emoción altamente limitante es la envidia. De hecho, es una emoción que por naturaleza se contrapone al amor, por lo tanto, hablar de envidias en el matrimonio es hablar de una relación desgastada y alejada de las emociones de amor, ternura o gratitud.

En una relación de pareja funcional una de las bases necesarias es que el uno se comprometa a contribuir para la felicidad del otro y viceversa. De esa manera el vínculo que se forma es en absoluto amor y complicidad. El objetivo es hacer equipo con la otra parte para alcanzar metas en común o bien ser apoyo para que el otro crezca y para crecer.

Es común, aunque no por ello saludable, que las personas se comparen y estén enfocadas en los logros de otros. Lo que no se dan cuenta es que estar concentrados en los logros ajenos es lo que les impide enfocar su energía de manera correcta para alcanzar metas personales. Competir concentrado en lo que hacen los otros es uno de los caminos directos a la frustración. La competencia debe ser con uno mismo para poder realmente crecer y mejorar.

En mi opinión la relación con la pareja no debe ser nunca otro ring de nuestra vida sino la esquina en la que descansamos entre cada round. Por lo tanto, si consideras que estás viviendo una dinámica de competencia envidiosa en casa, considera la posibilidad de acercarte con un experto, consejero, guía o coach que pueda ayudarte a cambiar esa dinámica.

Mi deseo para ti es que vivas una relación de pareja en la que sientas plenitud y que construyas un espacio seguro en el cual puedas descansar de las batallas cotidianas. Recuerda que eres un ser ilimitado.


0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo