Estrés prenupcial


El estudio de estrés prenupcial abre la posibilidad de profundizar organizadamente en la sea experiencia común que puede ser compartida y evaluada, para aquellos que se exponen a este fenómeno llamado matrimonio.

El estrés según la Organización Mundial de la Salud es “el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”; es decir que es una respuesta natural y necesaria para sobrevivir, en la que tu cuerpo produce ciertas hormonas y sustancias que pueden afectar tu comportamiento y actitud, frente a una situación específica que aparentemente es una amenaza o bien, es sumamente demandante.

Ahora bien, resulta que no todo el estrés es malo, ya que podemos dividirlo en estrés y distres; el “bueno” y el “desagradable”. ¿Qué quiere decir esto? Que cuando aparece el estrés, es cuando tu preocupación no llega a desequilibrar tu organismo, y si bien tienes nervios sobre todo lo relacionado a tu evento, disfrutas cada momento de este proceso, y las consecuencias no pasan de las clásicas maripositas en el estómago y una que otra preocupación.

Pero si resulta que antes de tu boda ya apareció la gastritis, colitis, acné, insomnio, malhumor, aumento de peso y demás, ya conoces lo que es el distres; el cual es considerado como el estrés desgastante y desagradable que no te permite ni llevar a cabo las cosas de la manera más óptima, e incluso ni siquiera te permite disfrutar de ellas, es decir que tu boda pasa a segundo término y lo más importante ahora resulta ser desconocido, porque se perdió la verdadera esencia de todo ese proceso de planear esa boda que tanto soñaste.

Cabe mencionar que el estrés prenupcial no es exclusivo de la novia, sino que el novio, familiares y demás involucrados también pueden ser víctimas de esta situación, o bien, todos pueden ser atrapados simultáneamente, resultando únicamente un desastre.

Refiere a poder sentir miedo, confusión, dudas, angustias de separación múltiples, terrores nocturnos, algunas reacciones regresivas que demuestran que es difícil crecer y tomar las nuevas noticias fácilmente, es quizá la razón más común de porque hay conflictos entre las familias en tiempos del cólera .

Aparece esa terrible competencia inconsciente entre cuál de las dos familias es mejor que la otra, se irán instalando donde los juegos de poder son un estilo común.

Lo maravilloso de este mal es que termina cuando las ceremonias han concluido, y ya no queda otra alternativa que aceptar que se aceptado , firmado y encaminado a los hijos al camino socio cultural de la pareja oficial monogamia .

No todo resulta tan malo, la luna de miel es otro de los momentos de prueba y la mayoría de las parejas saben cómo relajarse y buscar una nueva forma de ser libres dentro del marcos amoroso elegido.

Es la etapa de separación oficial y de reconocimiento del ciclo vital normal.

Si eres víctima de este mal, no te preocupes, no dura para siempre!!! Y si ves que está siendo una transición imposible es posible que salgas a buscar ayuda profesional que te hará más fácil el camino.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo