¿Los celos son buenos en las parejas?



Los celos, están presentes en muchos ámbitos diferentes, más en las relaciones de pareja pueden ser causa de malos momentos o de rompimiento entre ambos.


En sí los celos no son ni buenos ni malos, pero si muy dañinos dado que se pueden presentar en diferentes ámbitos: entre amigos, entre trabajadores y más.


Los celos se generan ante diferentes causas entre ellas y tal vez las más importantes son la falta de confianza e inseguridad que hacen que la autoestima de la persona baje, lo cual se traduce en falta de confianza hacia uno mismo, lo que a su vez genera en la persona inseguridad en las propias capacidades y valía personal.


A su vez, siente que no es capaz de confiar en los demás o considerar que no posee habilidades sociales, las cuales les impiden transmitirlas a quiénes los podrían ayudar a resolverlas.


Por otro lado, están sus miedos o temores que son causantes de muchos ataques de celos o de la celotipia.


Los celos se dividen en celos reactivos, los cuales se basan en hechos reales y contrastables y los celos psicológicos que no tienen una base real.


Los celos reactivos, son un mecanismo de defensa, dado por la necesidad de contar con la fidelidad de una pareja para la supervivencia (en especial en el mundo animal).


Los celos psicológicos, en las parejas, no aportan ningún beneficio, dado que la desconfianza e inseguridad prevalecen en uno de los miembros de la pareja y es habitual que se acompañen con pensamientos obsesivos tales como: ¿Qué estará haciendo? ¿Con quién estará? y otros…


En sí, dichos pensamientos afectan a la salud de la relación y en ocasiones llegan al rompimiento puesto que convivir con alguien celoso es agotador por el hecho de sentir su desconfianza.


La persona celosa vive pensamientos obsesivos, desconfianza que la llevan a tener reproches continuos y frecuentes acusaciones, lo cual los lleva a conductas inadecuadas y rompimientos de la relación.


En sí, los celos no son productivos ni para el que los sufre ni para el que los vive. Es frecuente asociar los celos con la dependencia emocional, la cual está vista como la necesidad de contacto constante con la pareja, con el afán de sentirse seguro del futuro de esta relación.


22 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo