¿Qué pasa entre la traición y la confianza?



Me gusta escribir sobre el tema de la traición porque me acerca a lo que la vida ofrece en su cruda realidad, es decir, que es más fácil traicionar que no traicionar, y en esta ocasión podemos relacionarlo con la confianza, la desconfianza y la comunicación.

Todos suponemos que la confianza es un valor total , es decir que se confía en una persona o no se confía, como si fuera un asunto de todo o nada . Cuando yo espero que algo salga como yo quiero, y que el resultado sea el que yo quiero , ya sea porque históricamente así ha sido o porque me lo han prometido, entonces confío en que cada vez que suceda ,será de la misma forma . Es decir, baso mis expectativas en mis deseos, y en lo predecible de una situación o conducta.

Si yo he sido siempre correcta, los demás podrán esperar que siempre lo sea, así que ustedes confiarán en que siempre seré correcta. Esto puede mantenerse toda la vida o puede cambiar en el camino. Es decir, podemos ser predecibles pero no somos automáticos. Siempre la probabilidad esta en lo que se ha repetido pero cada día las personas podemos cambiar, por lo que es buena idea pensar en la confianza como probable y no como valor total. Puedo pensar que confío en ti o no confío, sino que también me pregunto si podemos considerar que podemos confiar en porcentajes.

Confío un poco y desconfío otro poco. Esto basado en que somos seres imperfectos , además de que es una manera de proteger al amado o a uno mismo de poder errar y retomar cualquier decisión sin destruirse a uno mismo , ni a los otros seres significativos . Ya sea por accidente o por algún cambio de decisión , o porque hay situaciones obscuras o poco aclaradas, podemos cambiar de opinión. Entonces la confianza y la desconfianza pueden ir de la mano, y muy cerca está la traición. Cuando hacemos pactos , queremos cumplirlos, eso nos hace confiables, pero a veces rompemos los pactos . Si logramos comunicarnos con la pareja acerca de los pactos, podemos evitar las traiciones. A veces son las expectativas las que hacen los pactos, cosas como yo creí que o yo suponía que el otro iba a hacer lo que yo esperaba; evitemos que las expectativas hagan pactos, hagamos que la comunicación los arme. Que sean verbales, claros y de ambos lados.

La monogamia es un pacto que hay que hablar con la pareja, es importante que sea un tema que las parejas pueda atreverse a indagar, no para generar desconfianza sino para saber que se espera del ser amado.

Cuando se rompe un pacto y se le deja saber a la pareja , ya sea consciente o inconscientemente que se ha roto una promesa sobre exclusividad sexual , pueden generarse desastres emocionales que requieren de mucho esfuerzo para ser reparados. Si la pareja está dispuesta a trabajar en sí misma, se puede recuperar parte de la confianza y profundizar en el malestar que generó el cambio de decisión, a veces las crisis pueden generar oportunidades, otras veces solo generan rupturas, venganzas y violencia.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo